Pero no lo hiciste

 

¿Recuerdas el día que te pedí prestado tu auto nuevo

y te lo abolle?

Pense que me matarías…

Pero no lo hiciste

 

¿Recuerdas cuando te arrastre a la playa y me advertiste

que llovería y así fue?

Creí que me retarías…

Pero no lo hiciste

 

¿Recuerdas cuando me puse a coquetear con todos los muchachos para ponerte celoso y lo logre?

Creí que me abandonarías…

Pero no lo hiciste

 

¿Recuerdas cuando volqué la torta de manzanas sobre la alfombra de tu casa?

Creí que me golpearías…

Pero no lo hiciste.

 

¿Recuerdas cuando me olvide de advertirte que la fiesta era de etiqueta y apareciste en blue jeans?

Creí que me reventarías…

Pero no lo hiciste.

 

Si, hubo muchas cosas que no hiciste,

Sin embargo me soportaste, me amaste

Me protegiste.

Yo quería compensarte de todas estas cosas

Cuando volvieras de Vietnam…

Pero no lo hiciste.

El mar

Fue Dios o el elemento
quien creó aquello
Frágil o violento
Inmenso y bello.
De los cielos nace su ingenio
Deslumbrante. Antiguo, primigenio.
Percibe su perpetua infinidad
Y sobre su pecho los barcos que suavizan
Las olas que inquietas rivalizan
Y crean tantos sueños que se esfuman
por la belleza corta de la espuma.

image

Fragmentos filosóficos de Søren Kierkegaard

Hermoso

LES AUTRES MONDES

Søren Kierkegaard (Dinamarca, 1813-1855) fue un filósofo religioso danés, reconocido como una figura clave en la cultura moderna y considerado el padre del existencialismo debido a su interés por la existencia, la elección y el compromiso individuales.

La religiosidad de su padre, un estricto luterano con un fuerte sentimiento de culpa, influyó decisivamente en su pensamiento y en su vida. Kierkegaard estudió Teología y Filosofía en la Universidad de Copenhague, donde conoció la filosofía hegeliana, contra la que reaccionó posteriormente.

Otra persona le marcaría profundamente (esto se hace evidente en algunas de sus obras), Regine Olson, el amor de su vida, con la que mantuvo una relación amorosa llegando incluso a pedirle matrimonio. El enlace no se llevó a cabo ya que a pesar de estar muy enamorado creía que su compromiso con otra persona era incompatible con su naturaleza melancólica y su vocación filosófica.

Creía que los individuos crean su propia naturaleza a través…

View original post 747 more words

Temperatura

Ante el sonido jovial de las campanas de Dios, nuestros vicios son vistos sobre el prado resonante.  Ya exhausto, el sol va descendiendo y nuestros juegos se acaban. El verde se dispone al reposo y dejan de verse, las luces y los ojos, en el prado oscurecido. Escucho su voz y sé que es Él. Me dijo:
“Ríe el aire con las minuciosas ocurrencias. El arroyo encrespado se desplaza riendo y la verde colina, se mantiene expectante. Brilla el lucero vespertino y los pájaros están callados en sus nidos. La luna, como una flor en el alto arco del cielo, con deleite silencioso, se instala y sonríe a la noche. Los pies de los ángeles luminosos vierten bendiciones sobre cada flor y cada capullo, y sobre cada corazón dormido.” ¿Dónde estás padre? Habla con tu hijo. Tengo miedo de perderme. La noche era oscura, allí no había padre alguno. Empapado de rocío el lodazal era profundo, y él estaba solo. Y la neblina se alejó volando. ¿Por qué me guían las luces errantes?. El hombre nació para la alegría y el dolor, y, alcanzada esta verdad, andamos ya seguros de saber que la alegría y el pesar son finos cendales para ceñir el alma divina, donde, cada pena, encubre una alegría de fina condición. El mundo llora a los efectos de los poetas y traza rótulos de venganza en los reinos del hombre. Existe la desgracia de saber que cada noche y cada mañana alguien nace a las desdichas de la vida. Cada noche y cada mañana alguien nace a las dichas de la existencia.

image